Introducción.

Noticias terribles que se escuchan todos los días en nuestra sociedad, escuchamos rumores de guerras, sobre enfermedades y pestes, de crisis, escuchamos de temblores, de erupciones volcánicas, escuchamos de homicidios, de corrupción, secuestros, drogadicción, y de toda obra perversa de las tinieblas que nos rodea. Lo anterior nos lleva en muchos casos a que nuestra fe y esperanza se debiliten, pues aunado a esto tenemos la lucha cada día contra el pecado y la carne, y aún la resistencia de algunos de nuestros familiares, de aceptar la verdad del Evangelio.

Nuestro Señor y Salvador Jesucristo ha prometido dar a su Iglesia siempre paz, confianza y total seguridad, en medio de cualquier situación en la que nos encontremos, ya sea viviendo tiempos de escasez ó abundancia, de enfermedad o sanidad, e inclusive tiempos de victoria ó de pruebas. Nuestro Dios nos ha dado las Arras de su espíritu, es decir nos ha dado una garantía de que lo que él ha prometido en su palabra, se va a cumplir, teniendo como su mayor promesa, la vida Eterna.

1.- La Palabra de Dios advierte que llegarían tiempos peligrosos.

No cabe duda que estamos viviendo los tiempos finales, y que muy probablemente seamos la generación que experimente el Rapto de la Iglesia, por lo mismo debemos entender el tiempo que estamos viviendo en la correcta cronología y Escatología Bíblica

a)    Entendiendo los tiempos proféticos.-   ( El Fin Se Acerca )

Dios designó que su creación después de la caída de Adán tuviera un tiempo limitado sobre ésta tierra. Éste tiempo es de 6 días ó 6 mil años, para que posteriormente entremos al 7º día ó los últimos 1000 años, mejor conocidos como el milenio, antes de que ésta creación sea quemada y destruida con fuego, es por ello que sabemos que el fin está cerca.

1.1 Un día es como mil años para Dios, y mil años como un día.

Salmos 90:4: Porque MIL AÑOS delante de tus ojos Son como el día de ayer, que pasó, Y como una de las vigilias de la noche.

 2 Pedro 3:8: Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como MIL AÑOS, y MIL AÑOS como un día.

1.2  Los primeros 6 mil años ó 6 días, ¿cómo se cuentan? 

·         De Adán a Abraham  (2 mil años de diferencia aproximadamente, ó 2 días).

El año 0 Hebreo se considera a partir de la caída de Adán y Eva en el Huerto.

Abraham fue la 21ª generación a partir de Adán, nació en la ciudad de Ur de los Caldeos en Babilonia en el año hebreo 1948, que sería el año Gregoriano -1813 a.c. Y falleció en la Tierra de Israel en el año hebreo 2123 

·         De Abraham a nuestro Sr. Jesucristo (2 mil años de diferencia aproximadamente, ó 2 días).

Abraham falleció aproximadamente 1900 años antes del nacimiento del Señor Jesucristo.

Nota: Entonces tenemos año de muerte de Abraham 2123 + 1900 años para que Jesús naciera =4,023 años. 

·         De Jesucristo a nuestros días (2 mil años de diferencia aproximadamente, ó 2 días).

Nuestro Señor Jesucristo nació hace 2018 años (hay -5 años) de error por el cálculo del calendario gregoriano, por lo que nació en el año 5 a.c. y no en el año 0,  y murió 33 años después, es decir hace 1985 años.

Por lo anterior podemos contabilizar prácticamente ya los 6 días, y Dios prometió que en el día 7 ó milenio,  entraríamos a su reposo.

Leamos: (Hebreos 4. 1-11)

Hebreos
4:1 Temamos, pues, no sea que permaneciendo aún la promesa de entrar en su reposo, alguno de vosotros parezca no haberlo alcanzado. 4:2 Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron. 4:3 Pero los que hemos creído entramos en el reposo, de la manera que dijo: Por tanto, juré en mi ira, No entrarán en mi reposo; aunque las obras suyas estaban acabadas desde la fundación del mundo. 4:4 Porque en cierto lugar dijo así del séptimo día: Y reposó Dios de todas sus obras en el séptimo día. 4:5 Y otra vez aquí: No entrarán en mi reposo. 4:6 Por lo tanto, puesto que falta que algunos entren en él, y aquellos a quienes primero se les anunció la buena nueva no entraron por causa de desobediencia, 4:7 otra vez determina un día: Hoy, diciendo después de tanto tiempo, por medio de David, como se dijo: Si oyereis hoy su voz, No endurezcáis vuestros corazones. 4:8 Porque si Josué les hubiera dado el reposo, no hablaría después de otro día. 4:9 Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios. 4:10 Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas. 4:11 Procuremos, pues, entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia.

 

                                                                Tabla Ilustrativa al tema

 

                                                        Iglesia                 Semana 70 (7 años)      

Año 0——- 2123 a.c. ———5-  0  ———- 2013 — (Gran Tribulación) ——1000 años— Eternidad                           2 mil                           2 mil                        2 mil                                                           1 mil = 7 mil años

                  (2 días)      +       (2 días)      +     (2 días)                 +                      (1 día)  = 7 días.

 

Año 0 = Cae Adán

Año 2123= Muere Abraham

Año 5= Nace Jesucristo

Año 2013= Nuestro presente

b)   Nuestro Señor advirtió que vendrían estos días.

(Lucas 17:26) Como fue en los DÍAS DE NOÉ, así también será en los días del Hijo del Hombre.

(Lucas 17.28-30) Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban;
17:29 mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos.
17:30 Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste.

c)    Los apóstoles del Señor lo profetizaron.

* Pedro. (2 Pedro 3:3) sabiendo primero esto, que en los POSTREROS días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias,

* Pablo.  (2 Timoteo 3:1) También debes saber esto: que en los POSTREROS días vendrán tiempos peligrosos

NOTA: Teniendo éste panorama tan desalentador frente a nosotros podríamos pensar que va a ser muy difícil permanecer con fe. Es importante recordar que los apóstoles y la Iglesia del 1er. Siglo sufrió mucha persecución, quizás más en un solo día que la que tú y yo tendremos en toda nuestra vida, pero aún así ellos permanecieron fieles al llamado del Señor, y veremos ahora su testimonio.

(2 Corintios 5:7) (PORQUE POR FE andamos, no por vista);

 2.- Actitud de los Apóstoles ante la adversidad y las pruebas.

a) Confirmando a los hermanos durante la prueba.

Hechos 14:22: confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios.

b) Soportando como ejemplo las pruebas.

2Timoteo 2:10: Por tanto, todo lo soporto por amor de los escogidos, para que ellos también obtengan la salvación que es en Cristo Jesús con gloria eterna.

c) Gozosos en medio de la adversidad.

2Corintios 12:10: Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

d) Cumpliendo con la Gran Comisión a pesar de la persecución.

(Hechos. 8 3-4) 3. Y Saulo asolaba la iglesia, y entrando casa por casa, arrastraba a hombres y a mujeres, y los entregaba en la cárcel. 4. Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio.

3.- Viviendo confiadamente en Cristo.

a) Nada ni nadie nos podrá separar de Cristo.

(Romanos 8. 36-39) Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. 8:37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 8:38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 8:39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

b) Mantener una vida continua de crecimiento espiritual.

(Hebreos 10. 23-25) Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió.24. Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; 25. no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

C) Confiar en la protección divina.

(Isaías 42:16) Y guiaré a los ciegos por camino que no sabían, les haré andar por sendas que no habían conocido; delante de ellos cambiaré las tinieblas en luz, y lo escabroso en llanura. Estas cosas les haré, y no los desampararé.

(((Cuántos de nosotros éramos ciegos hasta que Dios hizo resplandecer su rostro sobre nosotros, por medio del Evangelio de Jesucristo))).

Conclusión.

Sin lugar a dudas, sea o no sea el tiempo del arrebatamiento, estamos viviendo un tiempo de apostasía sin precedentes, la cual nunca ha habido antes, no obstante aunque sabemos que si son los últimos tiempos, nuestro Señor Jesucristo nos guarda en el hueco de su mano, y podemos vivir en él de una manera segura hasta nuestro encuentro con el amado. 

Comments

comments

A %d blogueros les gusta esto: