No me eches de delante de ti, y no quites de mi tu Santo Espiritu (Salmo 51:11)

¿Se ha preguntado alguna vez, porque David hizo esta petición tan extraña, y tan ajena a la naturaleza del Nuevo Pacto?, pues porque precisamente David vivió bajo el pacto condicional de la Ley, pacto en cual Dios podía retirar su Espiritu de la misma manera que lo hizo con Saúl, y esto debido a que en aquella dispensación de la ley donde vivieron Saúl y David, no existían las provisiones del nuevo Pacto que entraron en vigencia a partir de la muerte y resurrección del Señor Jesucristo. ¿ hay base Bíblica para tal aseveración? Pero claro que la hay, y bastaría solo citar un texto para entender que los santos del Antiguo Testamento no contaban con las bendiciones que forman parte del Nuevo Pacto; veamos el siguiente texto:

1Pe 1:10 Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación,
1Pe 1:11 escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que vendrían tras ellos.
1 de Pe 1:12 A estos se les revelo que no para si mismos, sino para nosotros, administraban las cosas que ahora os son anunciadas por los que os han predicado el evangelio por el Espiritu Santo enviado del cielo; cosas en las cuales anhelan mirar los angeles.

AQUÍ DICE MUY CLARO, ” GRACIA DESTINADA A VOSOTROS”, Y TAMBIEN DICE MUY CLARO QUE ESAS COSAS QUE NO ERAN PARA ELLOS, ESTO CLARAMENTE IMPLICA QUE ELLOS NO CONTARON CON ESAS GLORIOSAS BENDICIONES QUE VENDRIAN TRAS LOS SUFRIMIENTOS DE CRISTO. EN OTRAS PALABRAS ESAS GLORIAS NO FUERON PARA NINGUN SANTO QUE HAYA VIVIDO ANTES DE LA DISPENSACION DE LA GRACIA EN LA CUAL NOS ENCONTRAMOS.

Pero además nos hacemos la siguiente pregunta ; ¿ A que se refiere aquí el texto cuando habla de las glorias que vendrían tras los sufrimientos de Cristo?
Se refiere a la morada del Espíritu Santo (Ezeq 36:26-27)
Se refiere al Sello del espíritu Santo ( Efesios 1:13-14).
Se refiere al bautismo del Espíritu Santo(1 de Cor 12:13)..
Se refiere a la regeneración. ( Tito 3:5).
Se refiere al ministerio intercesor que el Señor Jesucristo realiza para que no falte la fe en cada redimido, y asi ser guardados por el poder de Dios, mediante la fe que es preservada mediante la intercesión del Señor. (Lucas 22:31-32 , 1 de Pedro 1:5, Hebr 7:25 , Hebr 10:39)
Se refiere a la intercesión que El Espíritu Santo realiza a favor de cada redimido, con gemidos indecibles para pedir todo lo que sea necesario para la perseverancia hasta el fin de cada redimido en donde habita.( Rom 8:26-27).
Estas y muchas otras bendiciones forman parte del Nuevo Pacto, y eso explica el porque David hizo esa oración que expusimos al principio de este estudio, Pero además cabe aclarar, que en aquel antiguo Pacto bajo el que vivió David, El Espíritu Santo actuaba sobre los escogidos, la morada y el sello son bendiciones propias de la actual dispensación de la gracia.

Entonces, podemos concluir ,que en la actual dispensación en donde existe EL SELLO DEL ESPIRITU SANTO, el Espíritu Santo jamás abandona a aquellos en quienes a sido dado a manera de garantía de que se recibirá el resto de la herencia celestial destinada a todo escogido ( Efes 1:13-14).
Cuanta confusión, siembran aquellos que usan esa oración de David, como prueba argumental, de que un hijo de Dios, podría eventualmente ser abandonado por el mismo Espíritu Santo que lo ha llamado eficazmente para a la salvación, conforme al propósito eterno de Dios. Tal aseveración pone de manifiesto un total desconocimiento de la naturaleza y las provisiones del Nuevo Pacto.

Y por ultimo es pertinente dejar en claro que la iglesia que participa de todas estas provisiones del Nuevo Pacto, no existía en el Antiguo Testamento, Hay quienes enseñan que si, pero tal aseveración es falsa , tan falsa que vasta una sola declaración del Señor Jesucristo para desarmar tal error doctrinal , pues El Señor Jesús declaro al referirse a la confesión cristológica de Pedro, SOBRE ESTA ROCA EDIFICARE MI IGLESIA, esta declaración traza una línea demarcatoria en el tiempo, dejando claramente establecido que antes de tal declaración LA IGLESIA NO EXISTÍA.

¡Solo a Dios sea la Gloria!!!.
D.N.P.

Comments

comments

A %d blogueros les gusta esto: