No codicies los dones de otros hombres, usa los talentos que Dios te ha dado. Sirve fielmente con esos talentos que Dios te dió, Dios te ha hecho quien éres y dado los dones que tienes. Dios no te pide que seas otra persona, y tampoco que uses dones que él no te ha dado. ¡Trabaja duro para el Señor! #SendasAntiguasTulancingo

Comments

comments

A %d blogueros les gusta esto: