Cuando la escritura nos habla de la Preservación de los santos, ésto es por gracia y soberana voluntad de Dios, quien guarda a sus siervos sin caída de esa gracia(Jud. 24), hasta el día que ha de presentarlos ante él, sin mancha y sin arruga.

Consejo:
Cuando la escritura dice: Más el que persevere hasta el fin éste será salvo, no se está refiriendo a ser preservados por Dios y a nuestro esfuerzo volitivo, hasta el fin de semana siguiente, sino a nuestro peregrinar que dura durante toda nuestra estadía en la tierra de los vivientes.

Así que no busques perseverar en la fe y en tu santificación unos días o unos meses, sino toda tu vida.

En Cristo.
#PastorLuisÁngeles

Comments

comments

A %d blogueros les gusta esto: