Un judío al venir a Cristo se convierte en Cristiano formando así parte de la iglesia, y debe dejar atrás el intento de justificación por guardar la ley, ya que no puede, y deja de ser judío en cuanto religión, y sólo creer en Cristo en arrepentimiento, obedeciendo toda La Palabra de Dios.

Por el otro lado un gentil al convertirse a Cristo de igual manera deja atrás toda religión o práctica de la misma, pues sólo podrá ser justificado si se encuentra en Cristo.

El problema es que hoy algunos cristianos y ciertos movimientos denominacionales quieren traer al cristianismo de manera inclusiva, la práctica e indumentaria de la religión judía, con el fin según ellos de poder ser más espirituales, ignorando así que Jesucristo nos hace totalmente libres y que nos ha escogido de toda lengua, linaje y nación, para ser hechos primicias de sus criaturas.

Sólo en Jesucristo hay salvación, y sólo La Biblia es la verdad.

SOLI DEO GLORIA
#SendasAntiguasTulancingo

Comments

comments

A %d blogueros les gusta esto: