Institución de la Iglesia y sus ordenanzas Divinas

(Mateo. 16. 13-18) La Iglesia es establecida sobre la Roca que es Cristo

Introducción. Cada estudiante de las Escrituras maduro o no, debe saber y no ignorar que Dios desde su revelación a los hombres, ha tenido comunión con éste, a través de los diferentes pactos y también a través de las diferentes ordenanzas que él demandó de su pueblo. Cada una de éstas nos revelan el carácter y corazón de Dios, y nos muestran a un Dios cercano a Su Pueblo, en relación y en intimidad.

Jesucristo el verbo encarnado, es la revelación palpable, visible y gloriosa de la Deidad y Majestad de Dios, de quien Juan da testimonio en su evangelio (Se hizo Carne) y añade (habitó entre nosotros), (hizo tabernáculo o tabernaculizó). Este evento único sublime para la humanidad trajo a los descendientes de Adán esperanza y salvación (para los que creen en su nombre), pero juicio y condenación (para los que rechazan su Evangelio). Por ello es de gran importancia el entender lo que Dios demanda y espera de su iglesia el día de hoy.

Debemos de comprender que el Dios Trino nos ha llamado a la comunión con Él por medio de Su Hijo unigénito, nuestro Señor Jesucristo. Y en consecuencia esta comunión debe de ser siempre pura, íntegra, honesta, como un sacrificio vivo, sacrificial, comprometido y voluntario. Todo lo que hacemos lo debemos hacer motivado por él y para él. (Absolutamente Todo)

Iniciemos con un par de preguntas:

¿Qué es la Iglesia? Y Su institución.

La iglesia es un organismo vivo, es un cuerpo con una cabeza que es Cristo. Y Cristo no está dividido. La Iglesia es santa por que su cabeza es santa, y debe vivir en el espíritu no satisfaciendo los deseos de la carne, es decir no permitiendo que las pasiones y deseos humanos y pecaminosos la controlen. La Iglesia es el Templo y Morada del Espíritu Santo, es el Remanente escogido por Gracia como lo cita el Apóstol Pablo en Romanos 11:5. La Iglesia como cuerpo de Cristo es donde no hay color de piel (Racismo), donde no hay división, donde no hay contienda y vanagloria, donde la adoración y obediencia a Dios con frutos de labios que confiesan su nombre es elevada ante el Trono Celestial. La Iglesia es el fruto y linaje de la aflicción de Cristo en su carne, pero es Su gloria de su Resurrección al conquistar la muerte, es la hermosa novia que será ataviada y preparada para ser presentada por el Espíritu Santo a Cristo mismo como una novia sin mancha y sin arruga. La Iglesia a los Ojos de Dios es su amada, y Él es nuestro amado, a quien debemos todo honor, honra, obediencia y fidelidad.

Ahora bien, acabamos de mencionar la frase (Templo y Morada), veamos rápidamente a la luz del A.T. ¿Qué era el Templo?

1.- El Tabernáculo, llamado en hebreo mishkán (מִשְׁכָּן, “morada”), fue el santuario móvil construido por los israelitas bajo las instrucciones dadas por Dios a Moisés en el Monte Sinaí.

El Tabernáculo es también conocido como Tienda del Encuentro ó Tabernáculo de Reunión y fue un santuario itinerante dedicado a Yahveh. Constituye el primer ejemplo de articulación de espacios sagrados en la cultura hebrea, involucrando a su vez las primeras creaciones simbólicas de arte judío con carácter litúrgico monoteísta.

Se lo ha denominado el “Santuario Terrenal” (Éxodo 25:8), Estaba establecido en 3 partes, el patio, el Lugar Santo y el Lugar Santísimo.

(Hebreros. 9. 1-5) 9:1 Ahora bien, aun el primer pacto tenía ordenanzas de culto y un santuario terrenal. 9:2 Porque el tabernáculo estaba dispuesto así: en la primera parte, llamada el Lugar Santo, estaban el candelabro, la mesa y los panes de la proposición. 9:3 Tras el segundo velo estaba la parte del tabernáculo llamada el Lugar Santísimo, 9:4 el cual tenía un incensario de oro y el arca del pacto cubierta de oro por todas partes, en la que estaba una urna de oro que contenía el maná, la vara de Aarón que reverdeció, y las tablas del pacto; 9:5 y sobre ella los querubines de gloria que cubrían el propiciatorio; de las cuales cosas no se puede ahora hablar en detalle. 

2.- El Primer Templo de Jerusalén fue construido por el rey Salomón alrededor del año 960 a. C. y funcionó como santuario principal de los israelitas. Estaba situado en la explanada del monte Moriá, en la ciudad de Jerusalén, donde se ubican hoy el Muro de los Lamentos, la Cúpula de la Roca y la mezquita de Al-Aqsa.

Según la Biblia, la construcción del Templo de Salomón se realizó en el siglo X a. C., para sustituir el Tabernáculo que, desde el Éxodo y durante siglos, era utilizado como lugar de reunión y para rendirle culto a Dios. El Tabernáculo preservaba el Arca, que fue luego traída a Jerusalén por el rey David y depositada en el monte Moriá, sobre una plataforma de aproximadamente 40 por 100 metros.

3.- 2do. Templo Reconstrucción de Zorobabel

Luego del retorno del cautiverio y con el liderazgo de Zorobabel se hicieron los arreglos necesarios para reorganizar el desolado Reino de Judá y reconstruir su Templo, desaparecido para ese entonces hacía ya siete décadas. El grupo recién llegado constaba de 42.360 personas judías, incluyendo niños, junto a sus 7.337 sirvientes y 200 músicos (Esdras 2:65). Había completado el largo y lúgubre retorno a casa desde las riberas del Éufrates hasta Jerusalén. Dicha gente estaba animada por un fuerte impulso religioso y una de sus primeras preocupaciones fue restaurar su antigua casa de adoración, reconstruyendo el Templo y restituyendo sus rituales.

En el Segundo Templo no estaban el Arca de la Alianza, ni su contenido que comprendía las Tablas de la Leyy la medida de maná, los Urim y el Thumim, la serpiente de bronce (destruida por Ezequías ya en el Primer Templo) y la vara de Aarón. Estos objetos sagrados desaparecieron después de la destrucción de Jerusalén por Nabucodonosor.

Destrucción del Segundo Templo

En el 66 d.C., la población judía se rebeló en contra del Imperio romano. Cuatro años después, el 70, las legiones romanas bajo las órdenes de Tito reconquistaron y luego destruyeron la mayor parte de Jerusalén y el Segundo Templo. El arco de Tito, levantado en Roma para conmemorar la victoria de Tito en Judea representa los soldados romanos llevándose la Menorah (Candelero) del Templo. Jerusalén fue arrasada por el Emperador Adriano nuevamente en 135. El quitar el candelero representa la remoción de la gracia de Dios.

  • Jesús confirma lo dicho por Juan al mencionar que el verbo se hizo carne, Emmanuel, Dios con nosotros es el Templo mismo presente.

Juan 2:19 Respondió Jesús y les dijo: Destruid ESTE TEMPLO, y en tres días lo levantaré.

Verso 21. Mas él hablaba del templo de su cuerpo.

AMADA IGLESIA Bajo el entendido de lo que representó y significó el Templo para el Pueblo de Dios en el A.T., cuanto más debemos intensificar con denuedo y pasión nuestra búsqueda de santidad en nuestras vidas, al entender que ahora tú y yo somos Templo y Morada del Dios Trino. Juan 14:23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. 

AHORA SOMOS EL TEMPLO.

1 Corintios 3:17 Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, SANTO ES

SECCION 1 Institución de la Iglesia en el Nuevo Pacto.

Hechos 2 1-4 (El Sello que marca el principio de la Iglesia)

  1. Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. 2.Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; 3. y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. 4. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

Esto es en Cumplimiento de la profecía de Joel (2.28-29) Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.  29 Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días. 

SECCION 2 Ordenanzas

Una vez llegada la Iglesia e inaugurada por los eventos mencionados, la Palabra de Dios nos dice que existe un cambio de ley y un cambio de sacerdocio. Antes de entrar a éste punto es muy importante recordar que la ley moral de Dios, que son los 10 mandamientos siguen siendo vigentes, mas bien nuestro Señor Jesucristo al ser mediador de un nuevo y mejor pacto estableció nuevas ordenanzas sacerdotales a observar por sus redimidos, es decir Su Iglesia.

(Lecturas en Hebreos)

7:11 Si, pues, la perfección fuera por el sacerdocio levítico (porque bajo él recibió el pueblo la ley), ¿qué necesidad habría aún de que se levantase otro sacerdote, según el orden de Melquisedec, y que no fuese llamado según el orden de Aarón?7:12 Porque cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley; 

7:22 Por tanto, Jesús es hecho fiador de un mejor pacto. 7:23 Y los otros sacerdotes llegaron a ser muchos, debido a que por la muerte no podían continuar; 7:24 mas éste, por cuanto permanece para siempre, tiene un sacerdocio inmutable;7:25 por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos. 
7:26 Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos; 7:27 que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo. 7:28 Porque la ley constituye sumos sacerdotes a débiles hombres; pero la palabra del juramento, posterior a la ley, al Hijo, hecho perfecto para siempre. 

Comentario: Por lo tanto Jesucristo se convierte en nuestro Sumo Sacerdote, es decir nuestro mediador, siendo el único mediador entre Dios y los Hombres. (1 Ti. 2:5).

Este nuevo pacto estableció cambios en sus observancias, y el 1ro de ellos es el bautismo en agua, del cual nuestro propio Señor Jesucristo nos dejó ejemplo a través de su propio bautizo por mano de Juan El Bautista. Juan sabía que él era el Cordero de Dios y que no debía bautizarlo a él, sino ser bautizado por él. Sin embargo Jesús dijo: (Mateo 3:15 Deja ahora, porque así conviene que cumplamos TODA JUSTICIA. Entonces le dejó.

Con estas palabras, Jesús estaba afirmando que era apropiado o conveniente que él se identifique por medio del bautismo, con todos los israelitas piadosos que estaban dispuestos a bautizarse en señal de arrepentimiento de sus pecados.

En otras palabras, Jesús no fue bautizado por Juan el Bautista porque necesitaba arrepentirse de algún pecado. Jesús es absolutamente santo. Jesús fue bautizado por Juan el Bautista como una forma de identificación con los israelitas que estaban arrepentidos de su pecado y que querían estar listos para el establecimiento del reino mesiánico. Pero además de esto existe otra razón para el bautismo de Jesús. Era una forma simbólica de representar la manera como Jesús haría la obra perfecta de redimir al pecador. Al ser sumergido en las aguas del río Jordán, Jesús estaba simbolizando que un día cercano sería sumergido en las aguas del juicio de Dios por el pecado de la humanidad. Esto se cumplió en la pasión y muerte de Jesús en la cruz del Calvario.

Al ser sacado de las aguas del río Jordán, Jesús estaba simbolizando que después de su muerte y sepultura, Jesús resucitaría de entre los muertos. Esto se cumplió tres días después de la muerte de Cristo cuando resucitó de entre los muertos. El bautismo de Jesús fue una manera simbólica de manifestar que por medio de la muerte, la sepultura y la resurrección, Jesús iba a satisfacer las demandas de la justicia divina y proveer el fundamento legítimo para que los pecadores que confían en él sean declarados justos.

En resumen, Jesús es santo y no tiene de que arrepentirse, por tanto, no fue para arrepentimiento que fue bautizado por Juan el Bautista. Jesús fue bautizado para identificarse con los pecadores que manifestaron su voluntad de arrepentirse de sus pecados y estar preparados para que el Rey reine sobre ellos. Además, Jesús fue bautizado para hacer una representación simbólica de su muerte, sepultura y resurrección, con lo cual Jesús logró que los pecadores sean perdonados de sus pecados.

Pablo dice en Romanos 6. 3-4 3. ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? 4. Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.

La 2da Ordenanza o Sacramento a Observar es

la Cena del Señor

La 1er identificación de la Cena del Señor tiene que ver con la Pascua judía, pues recordemos que Jesucristo mismo, es decir nuestro Señor, la instituyo durante la celebración de la cena de la Pascua con sus discípulos.

La Pascua:

(Éxodo 12. 11-14) 12:11 Y lo comeréis así: ceñidos vuestros lomos, vuestro calzado en vuestros pies, y vuestro bordón en vuestra mano; y lo comeréis apresuradamente; es la Pascua de Jehová. 
12:12 Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, así de los hombres como de las bestias; y ejecutaré mis juicios en todos los dioses de Egipto. Yo Jehová. 12:13 Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto. 12:14 Y este día os será en memoria, y lo celebraréis como fiesta solemne para Jehová durante vuestras generaciones; por estatuto perpetuo lo celebraréis. 

Nadie ajeno al Pacto podía participar:

Éxodo 12:43 Y Jehová dijo a Moisés y a Aarón: Esta es la ordenanza de la PASCUA; ningún extraño comerá de ella. 

  • De la misma manera nadie que no sea de Cristo, bautizado en agua, con una profesión creíble de fe, miembro de la Congregación, y sin examinarse previamente debe participar.
  • La Celebración de la Pascua demandaba purificación.

Juan 11:55 Y estaba cerca la PASCUA de los judíos; y muchos subieron de aquella región a Jerusalén antes de la PASCUA, para purificarse. 

  • La Cena del Señor al celebrarla es la representación final de la Pascua del Antiguo Testamento como rito ceremonial en remembranza de la liberación de Egipto, y ahora Cristo se convierte en nuestra Pascua, es decir el Cordero ofrecido en sacrificio para nuestra liberación del Pecado .
  • La Cena es la Norma y El Modelo para la Iglesia. Por lo tanto es un deber, es un mandato.
  • Lo que estamos haciendo es celebrar el significado de la cruz, y no se debe hacer a la ligera ni de manera superficial, mucho cuidado con ello.

1 Corintios 5:7 Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque NUESTRA PASCUA, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros. 

2 Corintios 5:21. Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

La Iglesia debe cuidar el no incurrir en desobediencia a través de celebrar la Cena Indignamente.

  • El cap. 11 de la 1er Carta a los Corintios nos da luz de las consecuencias de no participar o de no discernir el cuerpo de Cristo al celebrar indignamente la Cena, es decir al no entender o no honrar el sacrificio efectuado por Cristo para la redención por su alma.
  • Algunos estaban débiles físicamente, otros enfermos y otros ya dormía, es decir habían muerto. Dios mismo trajo severamente juicio a la Iglesia por su hipocresía y mal entendimiento de esta celebración. Pues no comían el cuerpo y no bebían la sangre, sino que comían y bebían juicio para sí mismos.

La Iglesia por lo tanto se debe preparar para ello:

  • En celebrarla cada 1er día de la semana, en el día del Señor. Ya no es anual, ni mensual.
  • Cada Creyente nacido de nuevo tiene la obligación de observarla.
  • Cada Creyente se debe purificar para su participación de la Cena: Arrepentimiento.
  • Cada Creyente debe alentar a su Familia a prepararse desde un día antes en santificación.
  • La Identificación del Creyente con su maestro es esencial a través del cumplimiento de esta ordenanza.

CONCLUSION Si bien es cierto la Celebración de la Cena del Señor se debe realizar dignamete y con el entendimiento bíblico, dando respeto y honor a Dios y Su Palabra, también debe ser un tiempo de adoración y regocijo por la liberación del pecado y la muerte por medio de nuestra Pascua, nuestro amado Salvador y Señor Jesucristo.

Debemos amar como iglesia éste momento y tenerlo por sublime durante el culto de la Iglesia, debe ser el clímax de la comunión de la Iglesia con su Señor, y debe ser visto como algo sagrado, y santo.

Dios bendiga Su Palabra y Su Obra en éste lugar.

¡A él y sólo a él sea la Gloria!

Ps. Luis Angeles

Sendas Antiguas Tulancingo.

Doctrinas fundamentales de la fe cristiana

Doctrinas fundamentales de la fe cristiana

Basado en Hebreos 6

  1. Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios, de la doctrina de bautismos, de la imposición de manos, de la resurrección de los muertos y del juicio eterno. 3. Y esto haremos, si Dios en verdad lo permite.

Introducción.

Las doctrinas fundamentales de la fe cristiana  o enseñanzas básicas, son aquellas que todo cristiano debe tener como cimiento sólido en su creencia. No podemos vivir un cristianismo verdadero sin tener el conocimiento de éstas doctrinas básicas. La voluntad de Dios es que las conozcamos, pero que posteriormente crezcamos en el conocimiento de Dios y de Cristo, a través e la lectura bíblica e intimidad en oración.

Pareciera que el autor de Hebreos describe de manera cronológica el proceso de conversión del creyente, ya que en la lista de 6 doctrinas básicas que se nos dan en Hebreos capítulo 6, llevan un sentido de principio a fin, comenzando por el arrepentimiento, y terminando con el Juicio Eterno.

 1.- Arrepentimiento de Obras Muertas.-  El arrepentimiento es tan importante para poder ser un hijo de Dios, ya que sin éste no hay perdón de pecados. Juan el Bautista y Jesús mismo, coincidieron en que lo 1ro. que debían de hacer para recibir las promesas de Dios y la vida eterna, era,  arrepentirse de sus pecados y volverse a Dios. Juan el Bautista les predicaba en el desierto algo que los judíos ya conocían, pues todos los profetas del Antiguo Testamento siempre proclamaban que el pueblo se arrepintiera de sus pecados y se volvieran de todo su corazón hacia Dios. Sin embargo Jesús llevo ya el mensaje a un ámbito espiritual cuando habló con Nicodemo en Juan Cap. 3. Diciendo: es necesario que el hombre para que entre al Reino de los cielos Nazca de nuevo.

Algunos ejemplos:

Isaías.-  Isaías 55:7 (A.T.)

Juan el Bautista.- Mateo 3:2

Jesús.- Mateo 4:17

Apóstoles.- Hechos 1:15 y Hechos 3:19

Importante: Las obras muertas son aquellas que se hacen sin Dios en nuestras vidas, es decir obras religiosas, pero también obras pecaminosas que solo producen muerte en nuestras vidas.

Nota: Por supuesto que en el Arrepentimiento de Obras Muertas queda intrínseco que existe el creer en el Evangelio.

2.- Fe en Dios.-  La Fe es un don que Dios ha dado al hombre para creer en él. Todo ser humano nace con una cierta medida de fe, sin embargo podemos hablar de dos principales tipos de fe, la Fe Natural y la Fe salvífica. Por eso la Biblia enfatiza que nuestra fe debe ser sólo en él.

Fe Natural.- Es la fe que todo hombre tiene desde su nacimiento y se manifiesta cada día de diferentes maneras. Algunos ejemplos son: Creencias religiosas incluyendo la adoración a las imágenes, es también esa confianza de que al acostarnos por la noche despertaremos al día siguiente, de que después de que obscurece y pasa la noche saldrá el sol, que si hace frío y nos colocamos un abrigo se nos quitará, que si nos duele la cabeza nos tomamos una aspirina y se nos quita, etc. En sí es la confianza en lo natural y en lo lógico que existe para el hombre, y esa fe no sirve para salvación. En si la diferencia de una fe y la otra es en quien ésta se posita.

Leamos:

a.- 1 Corintios 2:5: para que vuestra FE no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.

b.- El ejemplo de Israel: Romanos 9:32: ¿Por qué? Porque iban tras ella no por FE, sino como por obras de la ley, pues tropezaron en la piedra de tropiezo,

c.- 2 Tesalonicenses 3:2: y para que seamos librados de hombres perversos y malos; porque no es de todos la FE.

Fe Salvífica.- Las Iglesias de hoy están llenas de personas que tienen una fe que no salva. Santiago se refirió a esto como una “fe muerta” – que significa una profesión vacía (Santiago 2:17, 20, 26). Pablo instó a la iglesia de Corinto que se examinaran para verificar si verdaderamente estaban en la fe (2 Corintios 13:5). Así como fue importante en el día de Pablo, es importante que las personas en nuestras iglesias examinen su fe hoy y verificar si no han sido engañados.

1.- Jesús declara: Marcos 11:22: Respondiendo Jesús, les dijo: Tened FE EN DIOS.

2.- Los apóstoles declaran: 1 Pedro 1:21: y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra FE Y ESPERANZA SEAN EN DIOS.

3.- La Palabra declara: Hebreos 11:6: Pero SIN FE ES IMPOSIBLE agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

4.- 2 Timoteo 1:13: Retén la forma de las sanas palabras que de mí oíste, en la FE y amor que es en Cristo Jesús.

5.- El Fruto de la verdadera fe en Dios: 1 Pedro 1:9: obteniendo EL FIN DE VUESTRA FE, que es la salvación de vuestras almas.

6.- 2 Tesalonicenses 2:13: Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad,

Algunas características de una persona con fe salvífica.- Amor por Dios, Arrepentimiento de pecados, Humildad genuina, Devoción a la Gloria de Dios, Oración Constante, Amor desinteresado, Apartados del Mundo, Crecimiento Espiritual, Obediencia.

3.- Doctrina de Bautismos.- Los Bautismos registrados en la Biblia para los creyentes en el Señor Jesucristo son básicamente 5, aunque los dos más importantes son: en Agua y en el Espíritu Santo y Fuego.

Doctrinas fundamentales de la fe cristiana

Los otros bautizos que se interpretan en base a la revelación de la escritura, son:

a.- En el cuerpo de Cristo (cuando Dios nos integra ó injerta a su Iglesia) 1. Corintios 12:13 “Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.”,

b.- (Bautismo de sufrimiento) Jesús mencionó: Mateo 20:23  El les dijo: A la verdad, de mi vaso beberéis, y con el bautismo con que yo soy bautizado, seréis bautizados; pero el sentaros a mi derecha y a mi izquierda, no es mío darlo, sino a aquellos para quienes está preparado por mi Padre.

Nota: Para muchos de los seguidores de Jesucristo, hace falta el bautismo del sufrimiento para ser participes de su conocimiento.

Filipenses 3:10 a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte,

Pablo lo vive así:

Colosenses 1:24: Ahora me gozo en lo que padezco por vosotros, y cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo, que es la iglesia;

Gálatas 6:17: De aquí en adelante nadie me cause molestias; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús.

 4.- Imposición de Manos.-  A lo largo de la Biblia vemos que la imposición e manos es una práctica común entre los profetas y ministros del Señor. Vemos

Impartición de Dones.- 1 Timoteo 4:14.

Ministrar el Bautismo en el Espíritu Santo.-  Hechos 19:6, Hch. 8:18

Ministrar Sanidad.- Marcos 5:23

Para Bendecir.- Mateo 19:13

Para Confirmar un llamado ministerial.- Hechos 13. 1-3, El E.S. Llama a sus ministros y es confirmado en ocasiones a través de un presbiterio, o del ministro principal en una congregación.

Para delegar autoridad ministerial.- Nm. 27. 18-20

Nota.- La Biblia también nos advierte a no hacer esto de una forma a la ligera.

1 Timoteo 5:22: No impongas con LIGEREZA las manos a ninguno, ni participes en pecados ajenos. Consérvate puro. (((No establecer a alguien en un liderazgo si no ha sido llamado por Dios, y a su vez si tu vida no es consagrada, tener cuidado a quien ministras y como, ya que puede pasarse lo malo a ti, si eres solo un charlatán))).

5.- Resurrección de los Muertos.- Ésta es una hermosa promesa que tenemos todos los que creemos en el Señor Jesucristo.

1.- Jesús nos resucitará a los creyentes en su venida.- Juan 6:40

2.- Sólo los verdaderos cristianos participarán de ésta para salvación.- Juan 6:54; Daniel 12:2; Lucas 20:36; Juan 5:29.

3.- Jesús resucito de los muertos como primicia.- Hechos 26:23; Romanos 6:5.

4.- Dios promete que estaremos después de éste evento para siempre con él.-  1 Ts. 4. 16-17

6.- Juicio Eterno.  Dios es el juez del Universo y juzgara a todos los hombres, tanto salvos como no salvos, aunque lo hará en 2 Juicios diferentes.  Dios juzgará en Cristo a todas las naciones de la Tierra y ante él todos tendremos que comparecer. Hch 17:31.

  1. a) Tribunal de Cristo.- Es el Juicio para creyentes, en donde se reciben las recompensas mencionadas en la Palabra de Dios, tales como: Corona de Justicia: 2Ti. 4:8, Corona de Vida St. 1:12

Leer.(Ro. 14:10 y 2 Co. 5:10).- 1 Corintios 3. 3:10 Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica. 3:11 Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. 3:12 Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, 3:13 la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. 3:14 Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. 3:15 Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.

Nota: Sólo hay dos fundamentos sobre los cuales podemos construir (Arena y Roca), y sólo 2 tipos de materiales: (Madera, Heno y Hojarasca ó Oro Plata y Piedras Preciosas). Si edificamos sobre la arena sufriremos perdida y si edificamos con Heno, Madera u Hojarasca, se quemarán con el fuego y sufriremos pérdida, así que ya sabemos que hacer….

  1. b) Gran Trono Blanco.- Ap. 20:11.- Después de que Satanás fue destruido y lanzado eternamente al Lago de Fuego, Se presentarán todos los muertos para ser juzgados. (Recordemos que los Hijos de Dios ya habían sido juzgados en el Tribunal de Cristo, pues fueron arrebatados y resucitados en en el arrebatamiento antes de la tribulación). Se abrieron los libros y también el Libro de la vida y el que no fue inscrito su nombre ahí fue lanzado al lago de fuego.

Conclusión.

Hechos:

El Apóstol Pablo cuando fue confrontado por el Sr. Jesucristo camino a Damasco, le habló a Pablo las Doctrinas Fundamentales. 

26:15 Yo entonces dije: ¿Quién eres, Señor? (Pablo reconoce el Señorío) Y el Señor dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues. 26:16 Pero levántate, y ponte sobre tus pies (Bautismo nuevo nacimiento, su corazón se convirtió a Dios); porque para esto he aparecido a ti, para ponerte por ministro y testigo de las cosas que has visto, y de aquellas en que me apareceré a ti, 26:17 librándote de tu pueblo, y de los gentiles, a quienes ahora te envío,  (Arrepentimiento, creer y Fe en Dios) (Jesús no omitió las tribulaciones y persecuciones), 26:18 para que abras sus ojos (imposición de manos, recordando a Ananías con Pablo), para que se conviertan (Arrepentimiento) de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí (fe en Dios), perdón de pecados y herencia entre los santificados (Tribunal de Cristo, Juicio para Creyentes donde se reciben los galardones y recompensas,  donde se sufrirá perdida, aunque seremos salvos), por ende se da entender que los que no heredan con Cristo serán juzgados para eterna perdición.

Doctrinas fundamentales de la fe cristiana “Sendas Antiguas Tulancingo”

BENDICIONES.

Luis Eduardo Angeles

Institución de la Iglesia y sus ordenanzas Divinas

Confiando y Dependiendo de Dios 

Introducción.

A pesar de todo lo malo y perverso que nos rodea de la decadencia de la humanidad, podemos estar seguros y confiados en las promesas que nuestros padre Celestial nos dejó en su Palabra. Ciertamente existen pruebas a veces tan difíciles que pensamos que no las podremos superar, sin embargo podemos encontrar en la Palabra de Dios todo el consuelo y fortaleza para enfrentar las pruebas, principalmente entendiendo que no lo haremos solos, sino siempre confiando en el único que nos puede ayudar.

1.- En lo que no debemos depender ni confiar

  1. a) Astros, signos del Zodiaco, Horóscopo, dioses paganos.

(2 Reyes 23:5) Y quitó a los sacerdotes idólatras que habían puesto los reyes de Judá para que quemasen incienso en los lugares altos en las ciudades de Judá, y en los alrededores de Jerusalén; y asimismo a los que quemaban incienso a Baal, al sol y a la luna, y a los signos del zodíaco, y a todo el ejército de los cielos.

(Levítico 19:31) No os volváis a los encantadores ni a los adivinos; no los consultéis, contaminándoos con ellos. Yo Jehová vuestro Dios.

  1. b) En nuestras propias fuerzas

 (Lucas 8:13) Los de sobre la piedra son los que habiendo oído, reciben la palabra con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por algún tiempo, y en el tiempo de la PRUEBA se apartan.  (((Los que no soportan las pruebas, no son Hijos de Dios))).

(Proverbios 28:26) El que confía en su propio corazón es necio; Mas el que camina en sabiduría será librado.

(Jeremías 17:5) Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová.

  1. c) En las riquezas de éste mundo.

(Proverbios 11:28) El que confía en sus riquezas caerá; Mas los justos reverdecerán como ramas.

(1 Timoteo. 6. 7-10) 7 porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. 6:8 Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. 6:9 Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; 6:10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

2.- Los Hijos de Dios siempre tendremos continuas pruebas.

(1Pe. 4. 12-16) 12 Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, 4:13 sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría. 4:14 Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado. 4:15 Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o ladrón, o malhechor, o por entremeterse en lo ajeno; 4:16 pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello.

(Santiago 1. 2-3) 1:2 Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas,
1:3 sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.

  1. Propósito y Características de las Pruebas.

1.- Son por Poco Tiempo: no durará más de lo que pueda soportar. (1Co. 10:13)

2.- Son Necesarias: para enseñarme paciencia y formar el carácter de Cristo en mí. (2Ts. 3:5)

3.- Producen Aflicción: Para saber que tengo en el corazón. (Pr. 17:3)

4.- Prueban mi fe: Para limpiarme y recibir bendiciones al salir victorioso. (Lc. 22: 31-32).

  1. Nos hacen participes con Cristo y El Evangelio.

(Lucas 22:28) Pero vosotros sois los que habéis permanecido conmigo en mis pruebas.

(2 Timoteo 3:12) Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución;

(1 Corintios. 9 19-23) 9:19 Por lo cual, siendo libre de todos, me he hecho siervo de todos para ganar a mayor número. 9:20 Me he hecho a los judíos como judío, para ganar a los judíos; a los que están sujetos a la ley (aunque yo no esté sujeto a la ley) como sujeto a la ley, para ganar a los que están sujetos a la ley; 9:21 a los que están sin ley, como si yo estuviera sin ley (no estando yo sin ley de Dios, sino bajo la ley de Cristo), para ganar a los que están sin ley. 9:22 Me he hecho débil a los débiles, para ganar a los débiles; a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos. 9:23 Y esto hago por causa del evangelio, para hacerme copartícipe de él.

  1. Habrá injusticias y murmuración.

(Job 31:35) ¡Quién me diera quien me oyese! He aquí mi CONFIANZA es que el Omnipotente testificará por mí, Aunque mi adversario me forme proceso.

(Mateo 5:11) Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, MINTIENDO.

  1. Debemos enfrentarlas con gozo.

(2 Tesalonicenses. 1. 3-5) Debemos siempre dar gracias a Dios por vosotros, hermanos, como es digno, por cuanto vuestra fe va creciendo, y el amor de todos y cada uno de vosotros abunda para con los demás;1:4 tanto, que nosotros mismos nos gloriamos de vosotros en las iglesias de Dios, por vuestra paciencia y fe en todas vuestras persecuciones y tribulaciones que soportáis. 1:5 Esto es demostración del justo juicio de Dios, para que seáis tenidos por dignos del reino de Dios, por el cual asimismo padecéis.

(Santiago. 1:2). Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas.

  1. El Fruto de la prueba es la Predicación del Evangelio.

(Hechos. 5. 40-42) 40 Y convinieron con él; y llamando a los apóstoles, después de azotarlos, les intimaron que no hablasen en el nombre de Jesús, y los pusieron en libertad. 5:41 Y ellos salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido tenidos por dignos de padecer afrenta por causa del Nombre. 5:42 Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.

3.- En qué y en quién debe estar mi confianza.

  1. a) Nuestra confianza y dependencia es únicamente de Dios y Su Palabra

* Dios. (Salmos 121.1-2) Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? 121:2 Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra.

(Jeremías 17:7) Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová.

* La Palabra. (Salmos 119.44-50) Guardaré tu ley siempre, Para siempre y eternamente. 119:45 Y andaré en libertad, Porque busqué tus mandamientos. 119:46 Hablaré de tus testimonios delante de los reyes, Y no me avergonzaré; 119:47 Y me regocijaré en tus mandamientos, Los cuales he amado. 119:48 Alzaré asimismo mis manos a tus mandamientos que amé, Y meditaré en tus estatutos. Zain 119:49 Acuérdate de la palabra dada a tu siervo, En la cual me has hecho esperar.
119:50 Ella es mi consuelo en mi aflicción, Porque tu dicho me ha vivificado.

  1. b) Dios promete estar con nosotros en los tiempos de Aflicción.

(Mateo 28:20) enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

(Salmos 50:15) E invócame en el día de la angustia; Te libraré, y tú me honrarás.

  1. c) Confiando en la escases.

(Filipenses 4. 10-13) 10. En gran manera me gocé en el Señor de que ya al fin habéis revivido vuestro cuidado de mí; de lo cual también estabais solícitos, pero os faltaba la oportunidad. 11. No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación.12. Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.13. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

  1. d) El ejemplo de David y Goliat.

(1 Samuel 17. 42-45) Y cuando el filisteo miró y vio a David, le tuvo en poco; porque era muchacho, y rubio, y de hermoso parecer. 17:43 Y dijo el filisteo a David: ¿Soy yo perro, para que vengas a mí con palos? Y maldijo a David por sus dioses. 17:44 Dijo luego el filisteo a David: Ven a mí, y daré tu carne a las aves del cielo y a las bestias del campo. 17:45 Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado.

David entendía a pesar de su corta edad y tamaño, que no debía confiar en sus propias fuerzas, error que sí cometió Goliat. En nuestras vidas suele haber gigantes, llamémosle pruebas, tribulaciones, enfermedades, escases económica, pero de una cosa podemos estar seguros, si enfrentamos cualquier situación tomados de la mano de Dios y confiando ciegamente en Su Palabra, entonces en algún momento Dios nos dará la victoria.

Conclusión.

Dios no se mueve ni lo movemos por nuestras emociones, así que es sumamente importante entender que para tener el favor de Dios en nuestras vidas se necesita de nuestra parte obediencia a Su Palabra. No estamos tocando temas de Salvación, sino de respuesta de la misericordia de Dios a nuestro clamor.

Dignos de su llamamiento

Dignos de su llamamiento

El llamado que hace Dios a cada uno de sus elegidos, es en 1er lugar el más alto y grande privilegio que el hombre puede tener, es para llevar una vida en santidad, en justicia y obediencia al Padre eterno por medio de su hijo Jesucristo. En sí ningún hombre ó mujer es digno de ese llamado, es por ello que cuando Dios nos tiene por dignos de ser escogidos para salvación, debemos entender lo que La Biblia habla al respecto, y la conducta que todo creyente debe mostrar a Dios durante su peregrinaje en ésta vida.

(2 Tesalonicenses. 1.11-12)

1:11 Por lo cual asimismo oramos siempre por vosotros, para que nuestro Dios os tenga por dignos de su llamamiento, y cumpla todo propósito de bondad y toda obra de fe con su poder, 1:12 para que el nombre de nuestro Señor Jesucristo sea glorificado en vosotros, y vosotros en él, por la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo.

Nota: El propósito del llamado en el creyente es mostrar, y exaltar SIEMPRE la gloria de Dios y del Señor Jesucristo en su Iglesia….

1.- El llamado implica un abandono y rendición total al Señorío de Jesucristo.

NOTA: Debemos tener durante la presente enseñanza, el siguiente pasaje siempre en mente.

“Lucas 6:46. ¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?”

  1. Un hijo siempre obedece: (Mateo 21.28-31) Pero ¿qué os parece? Un hombre tenía dos hijos, y acercándose al primero, le dijo: Hijo, vé hoy a trabajar en mi viña. 29 Respondiendo él, dijo: No quiero; pero después, arrepentido, fue. 30 Y acercándose al otro, le dijo de la misma manera; y respondiendo él, dijo: Sí, señor, voy. Y no fue. 31 ¿Cuál de los dos hizo la voluntad de su padre? Dijeron ellos: El primero. Jesús les dijo: De cierto os digo, que los publicanos y las rameras van delante de vosotros al reino de Dios.
  2. Un hijo debe ser disciplinado: (Hebreos 12.6-8)

12:6 Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo. 12:7 Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? 12:8 Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos.

  1. Un hijo es llamado a Santidad y obediencia.

(1Pe. 1: 2). Elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas.

(Levítico 20:7) Santificaos, pues, y sed santos, porque yo Jehová soy vuestro Dios.

(1 Corintios 1:2). a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro:

Advertencia y exhortación de la Palabra de Dios

(Apocalipsis 22:11) El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía.

2.- Los llamados a formar parte de la Iglesia del Señor debemos romper compromiso con el mundo.

  1. a) El reino de nuestro amado Señor Jesucristo no es de éste mundo.

(Juan 18:36) Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; pero mi reino no es de aquí.

  1. b) La Iglesia no está llamada a buscar las cosas de éste mundo.
  • La Vida del hombre no es basada en las riquezas que posee.

Lucas 12:15: Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.

  • Seremos aborrecidos del mundo por no ser del mundo.

Juan 17:14: Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.

  • En Cristo debemos y podemos romper con la amistad del mundo.

Gálatas 6:14: Pero lejos esté de mí gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo me es crucificado a mí, y yo al mundo.

¿Qué nos dice Santiago  4. 1-5?
4:1 ¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? 4:2 Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. 4:3 Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. 4:4 ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. 4:5 ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?

  1. El mundo está bajo la autoridad y poder del diablo.

Por supuesto que éste poder y autoridad le son permitidos de parte de Dios temporalmente, pero es una realidad que no podemos evitar.

(1Juan 5:19) Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno.

(Lucas 4. 5-7) 5. Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra.

  1. Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy.7. Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos.

NOTA: Según éste versículo si alguien busca obtener las cosas del mundo, se está postrando ante Satanás, ya que para obtener las cosas del mundo hay que postrarse ante él.

  • Nuestro amado Señor Jesucristo contesta ante ésta tentación:

(LUCAS 4:8) Respondiendo Jesús, le dijo: Vete de mí, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás.

3.- Propósito del llamado del padre

  1. a) Heredar Salvación.

(Efesios 1.11-14) En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, 1:12 a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo. 1:13 En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, 1:14 que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.

  1. b) Ser hechos conformes a Cristo. (a la imagen del Hijo de Dios)

(Romanos 8: 29) Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.

  1. c) Obtener el fin de nuestra fe, y su promesa (la vida eterna).

(1 Juan 2:25) Y esta es la promesa que él nos hizo, la vida eterna.

 (Romanos 6:22) Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.

(1 Pedro 1:9) obteniendo el fin de  vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.

Conclusión.

Amados tenemos excelentísimas promesas que pertenecen a la vida y a la piedad, no desmayemos, ya que nuestra redención está cerca, el arribo del novio para desposar a la novia está muy cercano. Debemos ser diligentes en atender a la Palabra de Dios y obedecerla, ya que el que no atienda a la voz del Espíritu Santo y se vuelvan a las fábulas y escuchen doctrinas de demonios, se desviaran del camino de la verdad y éstos vendrán a ser desechados. Recibamos la Palabra de Dios, como lo que es, de Dios.

La Salvación en sus 3 etapas

(1 Co. 1:30)

  1. Más por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención.

Introducción.

El Señor Jesus a redimido a la humanidad a través de su sacrificio gratuito en la cruz (Ro. 3 23-24) y éste sacrificio afecta directamente, a las 3 partes que componen al hombre, su espíritu, su alma y su cuerpo, y esto en 3 etapas diferentes, y hoy vamos a analizar cada una de ellas.

1ts.5: 23. Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

      1.- 1ra. Etapa (Pasado-justificación-Espíritu). La primera etapa de la salvación del creyente se llevó a cabo en el pasado hace más de 2,000 años en el sacrificio de la cruz. Jesús llevo nuestros pecados, injusticias, enfermedades y delitos, pero sobre todas las cosas justificó en ése momento nuestro espíritu, reconciliándonos con él.  Siendo el mismo proceso que el Señor vivió al venir a la tierra.

(1 Ti 3:16). 16. E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria.

a).- Manifestado en Carne: El Señor Jesús (Dios hecho carne ó encarnación) fue hecho carne, es decir bajo la misma condición  que cualquier hombre.

b).-Justificado en el Espíritu: Antes de resucitar el Señor fue justificado en su Espíritu para posteriormente, resucitar en un cuerpo glorificado.

b).- Recibido arriba en gloria: Posterior a la resurrección ó transformación de su cuerpo, fue recibido arriba en gloria, de la misma manera que los creyentes seremos recibidos.

    2.- 2da Etapa (Presente-Santificación-Alma).  La segunda etapa de Salvación del creyente se lleva a cabo en un tiempo presente y ésta es la santificación de nuestras almas a través de la obra del E.S. en nuestras vidas, es la etapa más importante ya que en ésta  nosotros tenemos por la fe una participación muy activa, es en la etapa donde nuestros pensamientos y manera de vivir son renovados por la Palabra de Dios, veamos algunos aspectos del proceso de santificación:

El Espíritu Santo Y El Creyente  

 A.EL ESPÍRITU SANTO AYUDA AL CREYENTE
La salvación (el hecho de haber nacido de nuevo) es la primera obra del Espíritu en nuestras vidas. El segundo propósito del Espíritu al venir a nuestro interior, es otorgarnos poder para vivir vidas santas y para el servicio.

  1. Para Llevarnos Al Conocimiento De La Salvación
    a. El Trae Convicción
    (Jn. 16:8-11). Un aspecto importante de la obra del Espíritu Santo es producir convicción, reprender y convencer a los inconversos de pecado, de justicia y de juicio.

    Sin la obra de convicción del Espíritu, ignoraríamos nuestra condición pecaminosa y perdida. Él nos hace conscientes de la contaminación del pecado, de cuán cortos nos quedamos en la norma de justicia de Dios, y del horrible juicio que le espera a cada pecador si este no se arrepiente.                                                                            
  2. El Produce Conversión Y Regeneración. Regeneración significa volver a nacer espiritualmente, renovación espiritual y restauración. “Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo” (Tit. 3:5). “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados” (Ef. 2:1).          
  3. Él Nos Libera Del Poder Del Pecado Y De La Muerte, A Fin De Que Seamos Santos. “Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte” (Ro 8:2).
  4. Él Nos Da Una Seguridad Interna De Nuestra Salvación. “Porque el mismo Espíritu da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios” (Ro 8:16).
  5. Nos da Poder Para Vivir Una Vida en Santidad.
    a. Él Nos Guía A Toda Verdad.
    “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir” (Jn. 16:13).
  6. Él Da Vida A Nuestros Cuerpos Físicos. “Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros” (Ro 8:11).

*El término “mortal” significa “destinado a la muerte“, y se refiere a nuestros cuerpos físicos. El Espíritu imparte vida. Por consiguiente, la promesa de esta Escritura es ésta: Cuando el Espíritu mora en nosotros, nos imparte vida, fuerzas, salud y vigor a nuestros cuerpos. El vivir en el Espíritu es un ejercicio que promueve la salud. Esto aumentará nuestra fuerza física y nuestra longevidad de vida.

  1. Él Nos otorga Poder Para El Servicio. “Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos” (Hch. 1:8).
  2. Él Produce El Fruto Del Espíritu En La Vida Del Creyente. (Ga 5:22, 23).   El fruto del Espíritu no puede ser producido por el hombre natural, sin importar cuan refinado o educado pueda ser. El carácter de Dios es visto en nosotros únicamente cuando Dios en el Espíritu Santo vive en nosotros los creyentes.    

 3.- 3era. Etapa (Futuro-Glorificación-Cuerpo) (Fil.3:21) (Ro. 8:17) (Ro. 8:30) (1Co. 15:51)

La tercera etapa de salvación del creyente se llevará a cabo en un tiempo futuro y ésta tiene que ver con nuestro cuerpo,  ya sea posterior al rapto o arrebatamiento de la iglesia, ó posterior al dormir en Cristo, es decir en el día de la 1ra. Resurrección. Esta es nuestra esperanza, nuestra meta como cristianos, en si alcanzar la vida eterna con Jesús.

Glorificar. (Del lat. glorificāre). Traducción. Hacer glorioso algo o a alguien que no lo era. Para que el verdadero creyente pueda ser resucitado para vida eterna o si éste vive y está en Cristo, tendrá que ser trasformado o glorificado para tal efecto (1 Co.15:51-52). Es imposible que el creyente no sea glorificado en su cuerpo resucitado,  ya que se requiere un cuerpo idóneo para reinar con él todo un largo milenio en la tierra, y para toda la eternidad después de que Cristo entregue el reino al Dios Padre (1 Co.15:24). Si los muertos en Cristo no somos glorificados  en el día de su resurrección (Jn.5:29), nuestros cuerpos estarían propensos a morir y sufrir degradación por los procesos naturales de descomposición causados por el pecado. De ser así,  nosotros los creyentes no tendríamos posibilidad alguna para llevar una vida por toda la eternidad con nuestro Creador. En la actualidad, como Hijos de Dios, poseemos cuerpos terrenales (1 Co.15:40), que son mortales y corruptos por el pecado (1 Co.15:42) pero que serán trasformados en el futuro (Fil.3:21). 

Cuando Pablo se refiere al cuerpo espiritual (1 Co.15:46), no trata de decir que será incorpóreo o etéreo en su  glorificación o en su transformación perpetua. Sencillamente indica que el cuerpo tendrá características  celestiales («la imagen  celestial», 1 Co.15:49), como Cristo las tuvo en el momento de su resurrección (Mr.16:6; Ro.1:4; 10:9).

Conclusión.

Como cristianos tenemos la esperanza de la transformación, pero nuestra esperanza es más que de una transformación futura. La esperanza cristiana misma, transforma y capacita para afrontar los retos de la vida diaria. Hemos aprendido hoy que para obtener la salvación es necesario arrepentirnos, para que la justicia de Cristo nos sea dada y así permitirle al E.S. iniciar la Santificación de nuestras vidas dando como fin, la glorificación de nuestro espíritu en un cuerpo inmortal.

Estudio Personal:    Ministerio de la Piedad: (1 Ti.  3:16)

 ¿Cuál es el misterio de la piedad? It is Christ; and here are six things concerning Christ, which make up the mystery of godliness. (Es Cristo), y aquí hay seis cosas acerca de Cristo, que conforman el misterio de la piedad.

[1.] That he is God manifest in the flesh: God was manifest in the flesh. This proves that he is God, the eternal Word, that was made flesh and was manifest in the flesh. [1.]  Dios manifestado en la carne: Dios fue manifestado en carne. Esto demuestra que es Dios, la Palabra eterna, que se hizo carne y puso de manifiesto en la carne. When God was to be manifested to man he was pleased to manifest himself in the incarnation of his own Son: The Word was made flesh, Jn. Cuando Dios iba a manifestarse al hombre que le complace a manifestarse en la encarnación de su propio Hijo: (Jn. 1:14.1:14)

[2.] He is justified in the Spirit. Whereas he was reproached as a sinner, and put to death as a malefactor, he was raised again by the Spirit, and so was justified from all the calumnies with which he was loaded. He was made sin for us, and was delivered for our offences; but, being raised again, he was justified in the Spirit; that is, it was made to appear that his sacrifice was accepted, and so he rose again for our justification, as he was delivered for our offences, Rom. [2.] Él es justificado en el Espíritu: Considerando que se le reprocha como un pecador, y condenado a muerte,  y así se justifica de todas las calumnias con que se le acusó a él. Fue justificado en el Espíritu, es decir, se acepta su sacrificio, así que resucitó para nuestra justificación.

[3.] Se le ha visto de los ángeles: Adoraron (Hebreos 1:6), miraron  su encarnación, su tentación, su agonía, su muerte, su resurrección, su ascensión, lo que es mucho a su honor.

[4]. Él es predicado a los gentiles: Se trata de una gran parte del misterio de la piedad, que Cristo fue ofrecido a los gentiles un Redentor y Salvador,  mientras que, antes, era la salvación solo de los Judíos. A través de la predicación del Evangelio es predicado a los gentiles.

 [5.] Que se creía en el mundo: No se predicó en vano. Many of the Gentiles welcomed the gospel which the Jews rejected. Muchos de los gentiles, dieron la bienvenida el evangelio que los Judíos rechazaron.

[6.] Fue recibido en la gloria: En su ascensión. This indeed was before he was believed on in the world; but it is put last, because it was the crown of his exaltation, and because it is not only his ascension that is meant, but his sitting at the right hand of God, where he ever lives, making intercession, and has all power, both in heaven and earth, and because, in the apostasy of which he treats in the following chapter, his remaining in heaven would be denied by those who pretend to bring him down on their altars in the consecrated wafers. De hecho, esto fue antes de que se crea en el mundo, pero se pone al final, porque era la corona de su exaltación, y porque es no sólo su ascenso lo que quiere decir, si no que ahora está sentado a la diestra de Dios, haciendo intercesión,  tiene todo el poder, tanto en el cielo y la tierra

La Iglesia del Señor Jesucristo

LA IGLESIA DEL SEÑOR JESUCRISTO

Introducción.

Para hablar de la Iglesia del Sr., sus orígenes, fundamento y demás, es necesario saber de que estamos hablando, y para ello analizaremos brevemente el significado de la palabra Iglesia.

 LA PALABRA GRIEGA PARA IGLESIA EN EL N.T. ES EKLESÍA

En la versión Reina-Valera de la Biblia, la palabra castellana “iglesia” se encuentra solamente en el Nuevo Testamento (Brit Jadashá). Por esta razón, la palabra “iglesia” está muy frecuentemente asociada con la casa de Yaoshorul (Cristianismo). La palabra griega “eklesía” es definida como “un llamado afuera, una asamblea, una congregación religiosa, una comunidad cristiana de miembros sobre la tierra o en el cielo o ambos.

Ahora bien, todos estos términos son correctos y aplicables para nosotros como creyentes en el Señor Jesús. Pero también podemos encontrar que en la Bendita Palabra de Dios, la Iglesia es el cuerpo de Cristo, la cual está conformada por todos los miembros, los cuales somos todos los verdaderos creyentes, como lo podemos leer en:

1 Corintios 12:27: Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.

1.- Cuándo fue fundada: Podemos encontrar en la Biblia que la palabra Hebrea que significa Iglesia aparece como congregación en los tiempos de Moisés, cuando él se encontraba en el monte Sinaí. Mas lo interesante es que la palabra que se traduce al castellano como Iglesia aparece sólo en el Nuevo Testamento. Ahora bien, mi pregunta es: ¿Realmente inició con Moisés la Iglesia de Cristo Jesús? Veamos que nos dice la escritura

JUAN 14:16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 14:17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.

Hechos 1:4: Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del padre, la cual, les dijo, oísteis de mí. V 8. Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

Hechos2. 1. Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos.2. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados;3. y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos.4. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.5. Moraban entonces en Jerusalén judíos, varones piadosos, de todas las naciones bajo el cielo.

Explicar: La Iglesia comenzó justo en el instante en que fué derramado el E.S. cumpliéndose así parte de la profecía del Profeta Joel.

Leer. Joel 2. 28. Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.29. Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días.30. Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo.31. El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de Jehová.32. Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo; porque en el monte de Sion y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho Jehová, y entre el remanente al cual él habrá llamado.

NOTA: (6to. Sello en Ap. 6:12).- Cumplimiento de la 2da parte de la profecía de Joel.

2.- Quién es el fundador y dueño: Jesús  mismo es quien fundó la Iglesia, la cual está conformada por judíos y gentiles. Es importante aclarar que los judíos que se convierten en éste momento antes del arrebatamiento, vienen a formar parte de la Iglesia y dejan de ser judíos en lo que a guardar la ley se refiere.

Explicar porque son dos días ó dos mil años la era de la Iglesia.

Leer.-

 Salmos 90:4: Porque MIL AÑOS delante de tus ojos SON COMO EL DIA DE AYER que pasó, Y como una de las vigilias de la noche.

2 Pedro 3:8: Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como MIL AÑOS, y mil años como un día.

Oseas 6. 1. Venid y volvamos a Jehová; porque él arrebató, y nos curará; hirió, y nos vendará.2. Nos dará vida después de dos días; en el tercer día nos resucitará, y viviremos delante de él.

Romanos 11. 25. Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles;26. y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, Que apartará de Jacob la impiedad. 

  1. Jesús con Pedro y los discípulos…

MATEO 16:16 Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.
16:17 Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. 16:18 Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. 16:19 Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos.

  1. Le pertenecemos a él, él nos compró

1 Corintios 6:20: Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

Efesios 5. 5:25 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, 5:26 para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, 5:27 a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.

3.- Características  de  los miembros de la iglesia:

a).- Unidad.-  En Hch. Cap2.V.1La unidad no es representada por estar juntos, sino por estar en un mismo sentir, y a nosotros nos une una misma fe, un mismo señor y un mismo bautismo.

Efesios. 4. 4:1 Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, 4:2 con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, 4:3 solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz;
4:4 un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; 4:5 un Señor, una fe, un bautismo, 4:6 un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos.

b).- Amor.- El amor es esencial para la Iglesia del Señor, en 1er. Lugar el lo dio todo por nosotros, pues ahora entendemos que nosotros le amamos a él porque él nos amó 1ro. Además el amor nos ayudará a cubrir esas áreas de debilidad que tenemos y podremos exhortarnos en amor para tener un crecimiento espiritual.

1 Pedro 4:8: Y ante todo, tened entre vosotros FERVIENTE AMOR; porque el amor cubrirá multitud de pecados.

c).- Fé. La fe opera de diferentes maneras, ya que por ella creemos en Dios, pero también por la fe crecemos, por la fe servimos. En tal caso la fe es por supuesto estar convencidos de lo que no se ve, y la certeza de lo que se espera, pero también la fe es la que nos impulsa a cada día servir al Señor.

Efesios 4:13: hasta que todos lleguemos a la UNIDAD DE LA FE y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;

d).- Verdaderos hombres y mujeres nacidos de nuevo. VERDADERAMENTE SALVOS.

Conclusión..