Discipulado

Mateo 18:1 En aquel tiempo los discípulos vinieron a Jesús, diciendo: ¿Quién es el mayor en el reino de los cielos?

El discipulado en Cristo es para el creyente y dura toda su vida, ya que, sin importar la edad, conocimiento, madurez, extracto social, o trasfondo religioso, una vez que venimos a los pies del maestro, él no nos deja de preparar hasta el día en que nos presente delante de él, sin mancha y sin arruga.

El Discipulado tiene el propósito de llevarnos a la humildad y carácter de Cristo, conociendo así su corazón y voluntad para un mundo que más que intolerancia religiosa necesita compasión y misericordia. La iglesia ha sido llamada a reflejar el amor de Cristo y la única manera de hacerlo es imitando a Su Señor.

Es muy importante que si eres nuevo en la fe y no conoces mucho de la Palabra de Dios, te integres a los diferentes discipulados que tenemos, para que de esa manera conozcas más a Jesucristo, puedas descubrir las áreas en tu vida a cambiar y entonces seas un vaso de honra útil y preparado para toda buena obra en las manos del Alfarero.