Evangelismo

Mateo 28. 18-20 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

El evangelismo es uno de los frutos más hermosos que el creyente en el Señor Jesucristo puede dar, ya que es una de las evidencias más marcadas de su amor y devoción a su Señor y Salvador. Cuando Jesús refirió que toda potestad le es dada en el cielo y en la tierra le dice a su iglesia que ahora ellos vayan (Id), por lo tanto, la potestad y autoridad de Cristo ha sido delegada a Su Iglesia para llevar su mensaje de arrepentimiento y reconciliación con Dios.

La Iglesia es la encargada de cumplir con ésta Gran Comisión, así que te animamos a ser parte activa de la salvación de la humanidad. Dios te escogió a ti para que anuncies su buena y agradable voluntad a los hombres. No permitas que la pereza te venza, levántate y anuncia a éste mundo que tu redentor vive.

Cada semana tenemos actividades de evangelismo, por lo que te será fácil integrarte a una de ellas.