Manual de los Ujieres

“Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís

(Colosenses 3: 23‑24)

Son muchas las razones por las que el ministerio de los ujieres es muy importante en la iglesia.  Entre ellas están las siguientes:

  • En primer lugar, el ujier es a menudo el primer representante oficial de Jesucristo que las personas ven al entrar en la casa de Dios. La actitud positiva que el ujier comunica a los miembros de la iglesia y a los amigos visitantes, ayuda a dar el tono espiritual, de confianza y de reverencia en todo el servicio.
  • El ujier podría ser el único contacto individual que la iglesia haga con las personas durante su asistencia al servicio. Los predicadores, maestros, cantores y músicos ministran a las personas en grupos mientras que los ujieres ministran a las personas de manera individual. Un saludo amable con una sonrisa, una palabra de aliento dirigida por el Espíritu, puede ser lo más importante que algunas personas reciban al asistir al culto. Recuerden que las primeras impresiones son muy, muy, muy importantes y muchas veces muy duraderas. 
  • El ujier es la única persona cuyas funciones no pueden reemplazarse ni omitirse. Puede omitirse la predicación en algún culto, puede haber servicio sin alabanza, a veces se puede suspender una clase; pero no hay sustituto para el trabajo de los ujieres. Los ujieres son importantes en toda clase de reunión de la iglesia. El ujier ocupa un importante lugar de servicio en la iglesia, tanto como ser maestro en una clase de Escuela Dominical, ser parte del Coro, o cualquier otro lugar de responsabilidad. 
  • La Biblia dice “Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel.”  1 Corintios 4:2.  El ujier que tiene un trabajo para hacer y lo hace lo mejor que pueda según su habilidad, siendo fiel a su tarea, recibirá el mismo grado de recompensa como un predicador o un pastor quien ha hecho su trabajo fielmente.  La Biblia no requiere que tengamos gran talento; sino que el talento que tenemos sea presentado y rendido a Dios.

Antes de poder realizar su labor con efectividad, es importante que el ujier se analice a sí mismo, en las diferentes áreas de su propia vida y apariencia. Debe llevar vida de constante oración.

El concepto de centrarse en sí mismo es negativo si lo hacemos egoístamente; pero la seguridad y el respeto a sí mismo, son virtudes admirables. El ujier que se concentra en las personas y en el culto, hallará fácil también concentrarse en su propia imagen.

En casi todos los casos y especialmente los domingos, el ujier debe llevar ropa de vestir.  Esto no es para decir que el ujier tiene que usar ropa costosa, pero que debe ser bien pulcro, con su cabello bien peinado, sus zapatos lustrados,  sus dientes cepillados, etc.  El ujier no sólo es el que representa a Cristo, sino también a la iglesia y por esto debe estar bien preparado en toda hora para dar una buena impresión. 

Cuando un ujier sepa que por alguna razón no puede estar vestido correctamente para este servicio tan   importante, debe buscar un sustituto que sí lo esté.

A continuación presentamos una lista de verificación de sí mismo para todo ujier:

Su aseo

  • Limpieza personal.
  • Perfume y desodorante.
  • Boca aseada.
  • Sin goma de mascar.
  • Cabello arreglado
  • Vestimenta apropiada

Su tarea.

  • Ser puntual. (08:00 am)
  • Nunca dejar su puesto.
  • No usurpar autoridad.
  • Atención especial a los invitados.
  • Seguir las instrucciones.
  • Ayudar en tiempos de ministración de oración. (orando y con pañuelos desechables)

Su actitud:

  • Optimista
  • Conversación agradable
  • Rostro agradable
  • No murmurador
  • Bondadoso para con todos

LA COMISION DEL UJIER

Periódicamente la iglesia otorga la comisión para desempeñar las funciones de ujier a personas que tienen corazón de servicio. Por tanto, si usted ha sido elegido(a) para laborar representando al Señor con este cargo:

  • Permita que la hospitalidad de la iglesia se afirme en usted
  • Vista cada palabra y cada acción con la amabilidad. La cortesía es la palabra clave para el ujier. 
  • Algunos van a asistir al culto y van a recordar más la cortesía del ujier que cualquier otra cosa del servicio.
  • Permita que su bondad ayude a las personas a ser receptivas para que puedan abrir su corazón en la adoración a Dios
  • Sea comprensivo con las personas difíciles.
  • Ejercite la compasión y el amor con todas las personas.
  • Aprenda a ser eficiente, pero no a expensas de la amabilidad.
  • Acepte esta importante tarea, como muestra de confianza del pastor y de la congregación, hacia usted; y Permita que su mayor cualidad sea la amabilidad; su mayor virtud, la estabilidad; y su herramienta más eficaz, la presencia interior del Espíritu Santo.

Autoridad y Responsabilidad de los ujieres

 

Hay dos factores en toda labor administrativa que no pueden separarse (al menos no sin perder un alto grado de eficacia)  Esos dos factores son la autoridad y la responsabilidad.

 

Si a alguna persona se le da la responsabilidad de una tarea específica pero nunca la autoridad para realizarla, el resultado es frustración total. Además, si una persona es la autoridad designada para un trabajo específico, pero nunca se le da la responsabilidad, el resultado es la desorganización.

Para que los ujieres hagan un buen trabajo dentro de la iglesia local, sus esferas de responsabilidad y autoridad deben entenderse claramente. Los ujieres que asumen autoridad más allá de su responsabilidad crean confusión, mientras que los ujieres que no aceptan la autoridad para cumplir con su responsabilidad crean ineficiencia.

LAS FUNCIONES DEL UJIER

En primer lugar, los ujieres deben llegar por lo menos cuarenta y cinco minutos antes de la hora del servicio para orar y recibir su tarea de parte del coordinador de ujieres ó Pastor; y deben terminar su labor 1/2 hora después que termine el culto. Así podrán, no solo dar la bienvenida sino también darles un saludo de despedida a las personas. Por favor deberán juntar también la basura de todos los depósitos en una sola bolsa y dejarla cerca del zaguán para poderla tirar. Esto incluye sanitarios y salones.

Dirigir a las personas a sus asientos

Después de asegurarse de que hay suficientes materiales (boletines, sobres, etc.), y que éstos están en su lugar, el ujier toma su paquete de boletines de la iglesia y comienza con sus responsabilidades de dirigir a las personas con el arribo de las primeras que lleguen, teniendo en cuenta que cuando las personas se habitúan a sentarse siempre en el mismo lugar, el ujier debe aprender a respetar esos hábitos. Además tratará de sentar a los visitantes cerca de los asistentes regulares con alguna palabra de presentación, ya que esto sería de gran ayuda para los que asisten por primera vez.

El ujier puede concentrarse en el culto que se está efectuando en la iglesia a la vez que en las personas a las que está atendiendo; ya que es bueno que el ujier sepa lo que está pasando en cualquier momento durante el servicio. El ujier que se concentra en lo que está sucediendo en el culto, realizará un trabajo más eficaz y recibirá más ayuda personal y nutrición espiritual. Servir de ujier no requiere que los siervos se olviden que están en el lugar apropiado para recibir la abundante gracia del Señor; (sin embargo, no deben cerrar sus ojos todo el tiempo y olvidar su función)

Recolección de las ofrendas

En Sendas Antiguas, los ujieres son instruidos a poner al frente la ó las canastas de ofrenda, para que después de algún comentario, y la oración por la ofrenda que haga el Pastor o algún siervo asignado, procedan a  dirigir a los hermanos que van a depositar sus ofrendas, para evitar bloqueos en los pasillos, debe haber órden considerando que se tiene el tiempo suficiente para éste momento del culto.

La ó las canastas de la ofrenda deben ser recogidas una vez que se levantó la ofrenda, y se debe entregar al coordinador de los ujieres ó a quien el Pastor designare, quien o quienes se encargarán de contarla. El coordinar de ujieres siempre deberá estar presente en el conteo de las ofrendas aunque éste no las cuente y deberán firmar el sobre todos los involucrados y entregarlo al pastor. Si no se encuentra el coordinar ése día, los ujieres deberán comunicarlo al pastor ó a su esposa para que se designe a otra persona para esa ocasión. Deben ser 3 personas las presentes en el conteo. Los ujieres que sirvan en ésa ocasión y el coordinar de ujieres.

En caso de existir ofrenda especial, el ujier debe estar al pendiente de las instrucciones del Pastor ó siervo que levante la ofrenda, para que el canasto sea nuevamente colocado al frente, y al terminar, nuevamente proceder a quitarlo, y entregarlo a la persona designada para su conteo.

Otras funciones de los ujieres:

Aparte de las principales obligaciones del ujier de sentar a las personas y de recolectar la ofrenda, hay muchas otras funciones más pequeñas pero muy importantes que deben desempeñar.  He aquí unas cuantas:

  1. Cultos con Santa Cena: En la repartición de la Santa Cena, en general se emplean las mismas técnicas usadas en la recogida de la ofrenda; Sin embargo, debe tenerse en cuenta que normalmente se requieren más personas para esta labor debido a la doble distribución de pan y vino. El propósito principal es servir a todos lo más pronto posible, pero en una atmósfera de reverencia.
  1. Colaboración en las ministraciones: Es muy importante que los ujieres colaboren en el momento de ministración para acomodar a las personas que pasan al frente, así como guiar e invitar amablemente a las personas por las cuales ya se oró, a que vuelvan a sus lugares. Para esto último debemos ser sensibles a lo que Dios está haciendo en el tiempo de ministración.
  1. Los ujieres tendrán en cuenta que siempre hay suficiente material gastable en todos los baños; y si se presentara alguna emergencia, deberán estar dispuestos a actuar de manera adecuada. Siempre deberán informar al coordinador de ujieres sobre cualquier anomalía que encuentren. Si un niño sube al sanitario, no podrá subir otro niño con él, y mucho menos un adulto. El ujier tendrá que estar al pendiente de esto. Una vez baje el niño, la persona siguiente subirá.
  1. Sobre los niños: Es necesario que los ujieres estén dispuestos a colaborar con el Pastor, las maestras y los padres, en cuanto al ministerio de los niños. Es por eso que deben estar pendientes para:
  • Ayudar a que los niños se sienten junto con sus padres durante la alabanza; Cualquier niño que está saliendo del culto sin un adulto debe ser enviado a su asiento de nuevo.  Cuando un niño ve que el otro niño ha podido salir sin que le paren, entonces él también va a querer salir y pronto viene el caos.
  • Colaborar en todo lo posible con los maestros y maestras. A la hora cuando los niños deben ir a sus respectivas clases, habrá siempre uno (1) ó dos (2) ujieres en servicio: Ellos deberán estar al pendiente de ésta área también.
  1. Para mantener la disciplina, el ujier no tiene que estar “jalando orejas”.  Existen muchas maneras de aplicar el orden con respeto a los demás.  Por ejemplo, si un bebé está llorando puede ser que la mamá no sabe cómo llegar a la sala cuna o quizás ni siquiera sabe que hay una disponible.  Entonces el ujier puede acercarse y decir con mucha cortesía: “¿Puedo mostrarle la sala- cuna?” “Tenemos una muy buena cuna y las encargadas estarían muy contentas de cuidar a su bebé para usted”  Una declaración como esta muchas veces causará a una madre dirigirse rápidamente a la cuna, y entonces no estará su hijo causando disturbios en el culto. 
  1. Los niños que se encuentran hablando en el culto deben ser reprendidos con amor y enseñados a no hablar durante el culto.  En ocasiones tendrás que repetir esta reprensión varias veces. 
  1. Varias cosas pueden ser hechas antes del culto para prevenir los disturbios.  Las madres con los bebés pequeños pueden ser dirigidas a la cuna en la misma hora que van entrando en el templo.  Los niños pequeños que no son acompañados por un adulto deben ser detenidos en la parte posterior del templo hasta que llegue la persona que le trajo al templo.  Esto evita que estén corriendo en el templo.  (No se debe permitir a nadie entrar en el templo comiendo helados, Botanas, etc.  Es un templo para adorar a Dios y no un cine.) 

Es muy triste decirlo pero muchas veces hay quienes viven distrayendo a otros, hablando y susurrando, y no prestan nada de atención al culto.  Si esto persiste, entonces el ujier debe recordarles, de buena manera, guardar silencio. 

De nuevo repetimos que el ujier debe ser firme y a la vez amable.  Un amor genuino se puede mostrar  aún a través de la firmeza. Debido a que los contactos de los ujieres se hacen directamente con las personas de manera individual, es importante que aprendan a actuar con amabilidad sin esperar demasiado de los demás.

Un ujier eficiente aprende a aceptar a las personas como son en vez de como él quisiera que fueran.  Los ujieres pueden ser amables si lo intentan. Recuerde que cualquier declaración negativa que tienda a juzgar o a criticar se opone a la amabilidad.

Analicemos algunos ejemplos sobre actitud amable o actitud grosera: 

Negativo: ” Usted no puede pasar ahora”

Positivo: “Le daremos un lugar en un momento”

Negativo: “Llegó tarde, ahora tiene que sentarse en la parte de atrás”

Positivo: ” Debido a que el culto ha comenzado, tenemos un lugar para usted cerca de la parte de atrás”

Negativo: “Usted no se puede quedar aquí por donde todos pasan. “

Positivo: “¿Podría pasar para acá donde los demás no interfieran su conversación?”

Negativo: ” A su edad, me imagino que no puede oír bien”

 Positivo: ” Tenemos buenos lugares en la parte de adelante donde todos pueden ver y oír mejor.”

Negativo: ” Ea, ustedes muchachos, cállense!”

Positivo: ” Muchachos, ¿podrían ayudarnos a promover la reverencia en el templo?”

Una palabra de precaución acerca de expresar amabilidad: Los ujieres deben tener cuidado de NO colocar las manos sobre las personas con el fin de persuadirlas o expresar familiaridad. Deje que la amabilidad proceda del corazón y no de las manos.

Observación:

La buena comunicación entre los ujieres, los demás servidores y el Pastor, nos ayudará a realizar un eficiente trabajo en equipo. Muy, pero muy importante, es recordar que estamos haciendo un trabajo para el Señor y que nuestra meta es realizarlo en excelencia.

 

 Dios les bendiga amados.

 Pastor Luis Eduardo Angeles Palomeque

Sendas Antiguas