¿Te sentiste o estás desamimado?¿ No sabes que hacer con el desgano que sentís? En el Salmos 31, David se encontró en medio de una adversidad y, ¿quién no pasó por un problema? Muchas cosas en el día a día nos desanima o nos quieren desanimar.
David en medio de la tormenta, se presenta totalmente confiado en Dios sabiendo con total seguridad que Él es su Refugio seguro. Cómo dice el Salmos 31:14 Mas yo en ti confío; oh Jehová; digo: Tú eres mí Dios.

Cuando nos encontramos en una adversidad debemos de presentarnos rápidamente en intimidad con nuestro Dios y entregarles nuestras cargas. No demos lugar a que la situación nos quiera desbordar!
En el Salmos 31:19 dice !Cuan grande es tu bondad, que has guardado para los que te temen, que has mostrado a los que esperan en ti, delante de los hijos de los hombres!

La vida de David estaba totalmente direccionada por el más grande, Rabbi e Instructor, nuestro Señor. Lo mismo debe pasar con nuestras vidas.
Aquellos que temen al Señor, Él los recompensará, a los que esperan y confían en Él.

Cuál sea tu adversidad, entregala a Dios, !NO TE DESANIMES! De verdad, deja tu vida en las manos del Creador y confía en Él, que lo hará.

Culminamos con el Salmos 31:24: Esforzaos todos vosotros los que esperáis en Jehová, y tome aliento vuestro corazón.

Que el Señor sea tu fortaleza en la adversidad!

Comments

comments

Abrir el chat