(1ros Padres de la Iglesia)

(Hch. 20. 22-24)  

Hch. 20:22 Ahora, he aquí, ligado yo en espíritu, voy a Jerusalén, sin saber lo que allá me ha de acontecer; 20:23 salvo que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio, diciendo que me esperan prisiones y tribulaciones. 20:24 Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.

 Introducción.

El libro de los Hechos de los Apóstoles nos narra de manera fascinante el inicio de la Iglesia a la cual nosotros pertenecemos, comienza con las últimas palabras de nuestro Señor Jesucristo a sus discípulos, dándoles instrucciones precisas de permanecer juntos en Jerusalén, hasta que la promesa del Padre (El derramamiento del Espíritu Santo) se llevara a cabo. Esto sucedió en Pentecostés (Fiesta solemne Judía de celebración de la liberación de Egipto), cuando los Apóstoles junto con más de 100 hermanos estaban en el aposento alto, en continua oración y búsqueda del rostro de Dios. Seguido de grandes ejemplos de fe y milagros, dando como resultando una explosión de avivamiento por parte del Espíritu Santo. Analizaremos brevemente algunas de las enseñanzas y características que en ésta carta se encuentran, las cuales son para tomar consejo en nuestras vidas como ahora creyentes, y seguidores de Jesucristo. (No tenemos tiempo para analizar toda la Carta, lo cual nos llevaría días ó hasta meses)

1.- Que caracterizaba a los 1ros creyentes. (Celo Santo por un Dios Santo)

  1. Perseveraban en la fe.- (Hch. 2:46), lo cual nos da como retribución la vida eterna (Ro. 2. 6-7) Nota: ¿Sabes que es algo que caracteriza a un nacido de nuevo y que es salvo? R: La perseverancia en buscar y servir al Sr., lo cual no solo implica el creer, e ir los Domingos a la Congregación, sino obedecer diariamente sus mandamientos.

OTRA CARACTERISTICA

  1. Estaban Unánimes Juntos.- (Hch. 2:1), Podríamos pensar que el hecho de estar juntos es una característica de hermandad y pertenencia a la Iglesia, sin embargo lo que se debe buscar es la Unidad, la cual solo viene a través de la Obra del E.S. (Ef. 4:3 y 4:13) (Hch. 2. 44-47)

También Nos Narra

2.-  La Conversión de Saulo de Tarso. (El Apóstol  a los Gentiles)

¿Alguien sabe quien fue Saulo? R: El Apóstol Pablo. El fue nuestro hermano en Cristo enviado a los gentiles, sin embargo pensemos un poquito como fue su vida antes de llegar a los pies de Cristo, ya que al igual que nosotros, también tuvo un encuentro con el Sr., y su vida fue transformada.

  1. Fue un hombre instruido en la Ley de Moisés.- Su maestro fue el Gran Gamaliel, reconocido entre le Pueblo judío, principalmente entre los Fariseos, como uno de los más grandes maestros de la Ley. (ESTO LO LLEVO Al ORGULLO y AUTOJUSTIFICACION)
  2. Recibió Cartas de Los principales Sacerdotes para aprender a los Creyentes.- ( 26:10) Pablo mismo narra como le fue dada autoridad por los Sacerdotes para perseguir a la Iglesia e inclusive consentir en su muerte.
  3. Fue cegada su visión y le fue dada una nueva.- En ésta encomienda camino a Damasco, Saulo literalmente cegado por una luz, y el postrándose al escuchar la voz que provenía de esa Luz, la cual le decía Saulo Saulo, ¿Por qué me persigues?, y el respondió, ¿quién eres?, y la voz dijo: Yo soy Jesús a quien tú persigues. ( Meditemos en esto )

 “En muchas ocasiones nosotros tenemos nuestras propias metas en la vida, una visión clara de lo que queremos hacer, sin embargo al hacer esto sin consultar a Dios ni tener en cuenta su voluntad, lo que hacemos es negar nuestra fe y sobre todo su señorío” y eso es Pecado, pues estamos Teniendo dioses delante de él, hecho en nuestra imaginación.

Nota: Consideremos lo que le sucedió a Saulo, le fue cegada su visión, y a los 3 días cuando Ananías oro por él, y cayeron como escamas de sus ojos, le fue dada una nueva visión, pero ahora  para cumplir la voluntad de Dios.

3.- Los creyentes padecieron persecución, cárcel y aún muerte por tener la fe puesta en el Sr. Jesucristo.

(La muerte del 1er. Mártir Esteban, La muerte de Jacobo, El encarcelamiento de Pedro, de Pablo y Silas).

  • Contrariamente a lo que hoy se le enseña a le gente del militar en el Cristianismo, los Apóstoles y creyentes de la 1ra. Iglesia, padecieron persecución, Tribulación, pruebas, naufragios, prisiones, azotes, exilio y hasta la muerte a consecuencia de su Fe.

Hoy en día se presenta un mensaje Distorsionado y Diluido del Evangelio de Dios, presentando a un Jesús mendigando amor, ofreciendo darte felicidad, prosperidad, y todo lo que necesitas para tu realización y satisfacción como persona para ésta vida.  Sólo se está llegando al Intelecto del Hombre cuando les decimos que Jesús quiero llenar el vacío de sus corazones, de que Dios tiene grandes planes para sus vidas, y aunque esto tenga algo de cierto, lo 1ro. Es llegar a la conciencia del hombre, donde está el conocimiento del bien y del mal

Sin embargo la Biblia enseña otra cosa completamente diferente, para todos aquellos que perseveramos en el camino del Sr. Hasta nuestro encuentro con él.

1.- Tendremos Aflicción.-   (Jn. 16:33)

2.- Seremos perseguidos.- (2Ti. 3:12)

3.- Seremos Atribulados.-   (Hch. 14:22)

4.- Tendremos Pruebas.-    (1. Pe. 1:6)

Por otro lado Hermanos, podemos tener esperanza en medio de todo ésto, tampoco estoy diciendo que todo el tiempo seremos azotados y abatidos, y que solo tendremos sufrimiento,  pues la Palabra de Dios nos conforta, infundiendo aliento y esperanza, al saber que tenemos vida eterna a lado de nuestro Sr. Jesucristo.

1Pe. 1:3 Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos,
1:4 para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, 1:5 que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero. 1:6 En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, 1:7 para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo, 1:8 a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso; 1:9 obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.

Una clara evidencia de que una persona está viviendo para el Sr., es que será perseguida y atribulada por su fe, así que si estás llevando una vida cómoda, una vida tranquila, sin ningún problema por tu fe en Jesucristo (NO ESTOY DICIENDO PROBLEMAS Y AFLICCIONES NATURALES DEL SER HUMANO), entonces lo más seguro es que no estés llevando una vida conforme a la Palabra de Dios, y aún probablemente no seas salvo y no has nacido de nuevo. Te preguntaras entonces, ¿y cual es ésta vida que él espera de nosotros? Una Vida de Santidad, de Integridad, y dando testimonio en todo momento de nuestra Fe y Esperanza en el Sr. Teniendo un vivo celo por su santidad, su palabra, su presencia, su alabanza, su casa, su Iglesia, y su Templo o morada que somos nosotros.

Conclusión.

Si tu no haz querido comprometerte con el Sr. debido a que tienes temor por las consecuencias que esto tendría, antes que nada y antes de pedirte que te arrepientas de tu falsa vida ante él, quiero que consideres que el único camino para llegar al Padre es Jesucristo, y que la única manera de ser aceptos en él, es cuando él nos conoce. Y ¿Cómo nos conoce, y como nos acepta?, cuando llegamos a ser Hijos de él. Te invito a que inclines tu rostro y le pidas perdón a Dios si has por tus pecados que Cristo llevo en si mismo en esa!. No solo creas en él, también confía en él, pues no debes tener temor a las consecuencias de seguirle, pues debes entender que el pago por tu vida en la Cruz, el fue afligido, fue aplastado por ti, para que tus pecados no te sean tomados en cuenta en el día del juicio, debemos tener fe en que la breve tribulación momentánea que tendremos en ésta vida, no se compara al gran Peso de Gloria que a de manifestarse cuando nos encontremos con Jesús cara a cara.

Comments

comments

Abrir chat