El nombre del libro es en honor del esía sucesor de Moisés. Como líder político, religioso y militar condujo a los israelitas en el cruce del Jordán; atacó y conquistó a los cananeos, y dividió la tierra entre quienes lo siguieron. En su discurso, Josué dirige al pueblo a observar elevadas normas de conducta personal, y los exhorta a honrar a Dios. Se destaca la intervención sobrenatural de Dios en el cruce del Jordán y en la conquista de Jericó y Hai. Dios es siempre fiel, y cumple con sus promesas al conducir a su pueblo y concederle la entrada a la tierra prometida.

Abrir chat